Colores vivos, llamando la atención de los niños, motivando su imaginación, esa es nuestra propuesta para los más pequeños de la casa. Un espacio en el hogar donde puedan aprender, disfrutar... y también dormir.

De inspiración vintage, este dormitorio no te dejará indiferente, sus líneas curvas evocan un estilo atemporal de plena tendencia. Compuesto por cabacero, 2 mesitas, sinfonier y espejo vestidor.